Historia y relevancia

La Estación Científica Yasuní (ECY) fue creada por el Estado Ecuatoriano en 1994. Mediante un contrato de comodato por 99 años, fue entregada para su administración a la Escuela de Ciencias Biológicas de la PUCE.

Durante las últimas dos décadas, la ECY ha experimentado una gran transformación ligada a la elevada inversión institucional que ha sido realizada para optimizar la infraestructura y ofrecer servicios que respondan a los requerimientos de los usuarios.

Desde sus inicios la ECY ha facilitado la ejecución de más de un centenar de proyectos de investigación en varias disciplinas, a partir de los cuales se han generado numerosas publicaciones en revistas internacionales especializadas. Debido a esto, la ECY ha sido destacada como una de las tres estaciones científicas más productivas de la Cuenca Amazónica y una de las más importantes de Latinoamérica

Efectivamente, la ECY proporciona un invaluable servicio a la comunidad académica y científica, a las poblaciones locales y al país en general, al impulsar y facilitar la obtención de información crítica para el avance del conocimiento y la provisión de sustentos técnicos que permitan abordar problemas ambientales y retos para el desarrollo sostenible.