Comunidades locales

Tres grupos étnicos, los Waorani, Kichwa y Shuar, se asientan en comunidades dispersas a lo largo de caminos y ríos.

Adicionalmente, esta área es hábitat de los Tagaeri y Taromenane, dos clanes que han elegido vivir aislados en las zonas más recónditas del bosque húmedo tropical.

El singular complejo socio-cultural del Yasuní es complementado por asociaciones de colonos mestizos que han inmigrado desde diferentes lugares del Ecuador.

Desafortunadamente, la existencia, integralidad y funcionalidad de la biodiversidad del PNY/RBY están sujetas a múltiples presiones y amenazas antropogénicas, entre las que se incluye a: la expansión de la frontera agropecuaria no sustentable, la tala y cacería ilegal, el tráfico de especies, las operaciones petroleras a gran escala y sus consecuentes efectos adversos (ej. altos riesgos de contaminación, apertura de caminos, avance de la colonización, etc.)